miércoles

II. Mi cuerpo bendito envase

¨Me tomaron el cuerpo!¨ exclamaste con una mezcla de alegría y angustia en la primera sesión de terapia desde que te enteraste de la noticia!. Y es que antes de enterarte que no te venía porque estabas embarazada, no te habías percatado de que una chica pero molesta pancita estaba asomándose como un rollo por los pantalones. Pero desde que generaste la conciencia de que tenes ¨ una semillita ¨ ahí en tu panza empezaste a descubrir los pequeños cambios que se produjeron en tu cuerpo.

Tu cintura, que nunca fue la de una modelo, directamente no aparece y estas empezando a parecerte a una heladera (mas precisamente la tuya, ya que por cierto te diste cuenta de que estas re- blanca y no podes tomarte una cama solar, cosa que por otro lado nunca hiciste pero que justo hoy se te ocurre que podrías hacer). Además de los molestos granitos que te salieron y que tu dermatólogo te advirtió que te pueden salir mas... ni hablar que el primer regalo que te hizo tu vieja fue una loción anti- estrías. Como sea todo esto te trauma y necesitas alguien de confianza para confesar lo inevitable (no es que confíes en tu terapeuta pero contas con el secreto profesional y todo lo que digas no podrá ser usado en tu contra en cualquier discusión): la noticia de un bebé te alegra pero te desespera perder tus formas y no recuperarlas jamás. En eso te pasas el primer traumático trimestre en donde tu panza parece la de una mina que se paso con los postres, la ropa no te cierra pero todavía no estas como para comprarte la de embarazada, y para colmo no podes usar los beneficios de la panza para que te den el asiento en el colectivo porque tendrías que andar con un cartel explicativo que advierta es panza de embarazo!.

Tu terapeuta, tus amigas, tu marido, tu vieja, todos se empeñan en hacerte entender que a partir de ahora solo sos un envase y que mejor que te acostumbres a esto porque en unos meses más vas a ser una especie de vasija de esas que te venden en el norte con la base bien ancha para depositar al pequeño engendro que crece dentro tuyo!

Seguinos como ell@s!!!!